Te enseñamos cómo limpiar una superficie dañada por la humedad

La humedad en paredes, además de ser un mal estético que afecta al conjunto de la estancia, también puede acarrear problemas de salud y afectar de forma negativa en la comodidad y bienestar de los habitantes del hogar.

Si usted intenta pintar encima de paredes o superficies dañadas por el agua, el agua en la pintura no hará más que empeorar el problema. Antes de pintar superficies dañadas por el agua, el problema debe ser solucionado.

Cuando ve una mancha de agua en una pared o techo, es frecuentemente solo una fracción de la cantidad real del daño. Lo primero a la hora de pintar superficies dañadas por el agua es encontrar y corregir la fuente del problema. Una vez hecho esto, es hora de evaluar y reparar el daño.

Instrucciones:

1. Antes de empezar a pintar la pared, es necesario averiguar y determinar cuál es la causa de la humedad. Hay diferentes tipos de humedad (filtración, condensación y capilaridad) por lo que su origen puede deberse a varios factores:

  • Si se trata de una humedad por filtración, como puede ser por un escape de tuberías, será imprescindible reparar la avería para que la humedad desaparezca. De este modo, el problema estaría resuelto y cuando la pared se seque por completo, estará lista para ser pintada.
  • En otras ocasiones, la humedad se genera debido a la entrada de agua del exterior y lo mejor en este caso, es impermeabilizar la pared utilizando pintura bituminosa, la cual es ideal para crear una barrera protectora contra la humedad e impedir las infiltraciones.

2. Sin embargo, lo más frecuente es que aparezca una gran mancha de humedad en la pared, debido a la condensación del vapor de agua. Esto suele suceder en estancias frías, poco soleadas y con un grado elevado de humedad en el ambiente. En este caso, es fundamental remover la mancha para pintar posteriormente la pared y obtener un resultado excelente. Te explicamos cómo hacerlo a continuación.

3. Primero, comprueba si la mancha de humedad está seca o no. Cuando la mancha está seca y no presenta moho, bastará con pintar la pared con una buena pintura antihumedad que podemos adquirir en cualquier tienda especializada en el mantenimiento y renovación del hogar.

4. Si por el contrario la mancha de humedad presenta eflorescencias o moho, deberemos eliminarlas. Para ello tenemos dos opciones: usar lejía diluida en agua y aplicarla sobre la mancha con un trapo o cepillo suave, o bien aplicar agua oxigenada con un trapo para eliminar los hongos. Al finalizar, enjuaga y deja airear la pared para que la mancha se seque.

5. Para seguir con la tarea de pintar una pared con humedad, lo mejor es aplicar sobre la mancha una pintura clorocaucho perfecta para erradicar definitivamente los problemas de humedades en las paredes. Se trata de un tipo de pintura que se suele utilizar para pintar piscinas por su gran y potente poder fungicida. Una vez hayas aplicado la pintura sobre la mancha, deja secar de 15 a 20 minutos y pasado este tiempo, ya puedes proceder a pintar la pared con pintura plástica normal.

6. Recuerda que para pintar bien la pared, lo mejor es empezar a pintar con una brocha los ángulos, bordes de enchufes e interruptores, marcos de puertas y ventanas. Luego, ya puedes pintar el resto de la superficie con el rodillo para lograr un buen acabado.

Poniendo en práctica todos estos trucos para pintar una pared con humedad es posible acabar de una vez por todas con el problema y disfrutar de la estancia de una forma más cómoda y placentera en tu hogar.

Ahora que ya tienes la pared preparada para pintar, espera nuestro próximo artículo sobre ¿cómo pintar una habitación?

Grissy Gonzales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *